Frutos de Pan fibras y vitaminas

Las frutas de Pan ricas en vitaminas también conocidas como mazapán

La fruta del pan o vijahoó, también conocido por su nombre científico Artocarpus communis, Artocarpus incisa, es el fruto tropical que se obtiene del árbol del pan. El nombre de pan, es porque su pulpa tiene un aspecto similar al pan, en el departamento de Santa Bárbara se conoce con el nombre de mazapán 

Es un árbol muy común en algunos hogares de la zona de occidente de Honduras, ya que es un árbol tropical que se adapta muy bien al clima de la zona y que produce frutos casi todo el año. Dicho árbol llega a medir a 30 metros de alto o más y sus ramas con grandes hojas se extienden a lo ancho del árbol.

La fruta de pan tiene una forma redonda u ovalada, dependiendo de la especie, y por lo general son de gran tamaño en comparación a otras frutas, ya que puede llegar a tener 30 centímetros de diámetro y un peso de entre 2 a 4 kilogramos o más.

La fruta de pan, por muchos, es poco consumida, pocos conocen el valor nutricional de este fruto. De acuerdo a estudios este fruto contiene más aminoácidos que la soya y para el Jardín Botánico Tropical Nacional de Hawái esta fruta es un sustituto saludable de cualquier alimento con almidón, como el arroz o las patatas.

Dicha fruta contiene 25% de carbohidratos y un 70% de agua, contiene casi la mitad del valor diario recomendado de fibra y es rica en vitamina C, imprescindible para poder absorber el hierro, además de ser un potente antioxidante.

También posee vitaminas A y B, que fortalecen huesos, dientes, piel y cabello y mejoran el tono muscular, así como minerales como el potasio, el calcio, el magnesio, el fósforo o el hierro.

Se dice que esta fruta también contribuye a la prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que contiene fitoquímicos que protegen al corazón de la aterosclerosis (la creación de placas que, con los años, pueden llegar a obstruir los vasos sanguíneos).

Los frutos verdes pueden prepararse cocidos, fritos, asados o tostados, mientras que los ya maduros pueden cortarse en rodajas y comerse crudos. Sin embargo, los frutos maduros pueden resultar insípidos, por lo que muchas veces son consumidos verdes. En Ecuador, Costa Rica, Nicaragua, Panamá y otros países de Latinoamérica se consumen las semillas de frutos maduros encontrados en el suelo, este corresponde a un fruto similar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*